19 CUIDADORAS DE NIÑES CERTIFICADAS POR EL INSTITUTO

Tras cuatro meses de formación y superando los desafíos del contexto actual, 19 alumnes del curso Formación y Certificación de Cuidadoras completaron y certificaron su capacitación como Cuidadoras de niñes.

Con esta formación, que ponemos en funcionamiento desde nuestro Instituto de Empleo, junto con el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pretendemos avanzar en la discusión respecto de la feminización de las tareas de cuidado, favoreciendo su reconocimiento mediante la capacitación y certificación de cuidadoras.

Formación y Certificación de Cuidadoras, proyecto que también tuvo que realizarse a distancia por la pandemia, se sirvió de Facebook como plataforma principal para compartir sus módulos teóricos semanalmente. Además, con el objeto de propiciar una interacción fluida entre participantes y equipo de trabajo, se creó un grupo de WhatsApp y se realizaron reuniones virtuales cada quince días, a través de vías como Facebook Chat y Zoom, plataformas seleccionadas entre el resto por su versatilidad y accesibilidad para les asistentes.

La formación, que corrió a cargo de la licenciada Carolina Risso, se articuló en unidades de trabajo compuestas por una clase grabada, material audiovisual complementario y actividades a realizar. Esta tarea era entregada por les alumnes cada semana, quienes recibían una devolución de su trabajo a fin de subsanar dudas o inquietudes antes de comenzar una nueva unidad. El empleo de esta metodología consiguió que el conocimiento se sociabilizara entre les participantes, que pudieron leer, compartir y debatir sobre los temas tratados. En cuanto a los contenidos, se abordaron los distintos aspectos necesarios para el desarrollo de las tareas de cuidado en la niñez, entendidos  desde una concepción integral del cuidado cimentada en la perspectiva de género y los derechos humanos.

Además, la capacitación constaba también de un módulo práctico basado en la realización de un trabajo de mapeo de espacios de cuidado en el barrio, contemplando Espacios de Cuidado de Primera Infancia, comedores barriales u otros espacios de la sociedad civil.

Hoy, terminamos esta formación con el fuerte deseo de que espacios como el construido se multipliquen. No solo para profesionalizar y proveer de derechos laborales a las personas que ejercen tareas de cuidado, históricamente invisibilizadas, sino para construir una red de cuidados justa en la que todes nos podamos sostener.